«Doce años como alumna fueron más que suficientes para aprender que no sólo lo escrito en los libros es importante, sino que los alumnos son los verdaderos protagonistas de su propio aprendizaje. Años de amistades eternas, de profesores que se convierten en segundos padres, de conocimientos que te ayudan a construir un mundo con cemento sólido. Años que me hicieron decidirme profesionalmente por el mundo de la enseñanza y que hoy, como profesora titulada que sigue colaborando con el colegio desde Inglaterra, hacen que me sienta orgullosa de poder decir que sigo formando parte de esta gran familia.»

27 / 06 / 18